Basura Cero en América Latina: Ocho estudios de caso confirman que no es utopía

Según la ONU Medio Ambiente hoy se producen en América Latina y el Caribe 540 mil toneladas diarias de residuos sólidos domiciliarios (RSD) y la proyección es que, para 2050, se llegará a las 671.000 toneladas diarias. Los RSD representan, en promedio, un 67% de los residuos sólidos urbanos (RSU) generados en la región. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) da cuenta en 2015 de un promedio regional de generación per cápita de RSD y de RSU de 0,6 kg/hab/día y 0,9 kg/hab/día, respectivamente, valores inferiores a los de Europa, con un promedio de 1,3 kg/hab/día de RSU. Aunque tenemos enormes desafíos en cuanto a prevención, gestión y manejo de los residuos (el porcentaje de municipios que cuenta con planes de manejo de residuos sólidos es de 19,8%, lo que evidencia un bajo nivel de planificación municipal para el sector), podemos desprender que a la hora de pensar en soluciones a la generación y disposición de los residuos, estamos partiendo sobre una base más favorable que otras regiones “más desarrolladas”, pues el ritmo de consumo insostenible de la sociedad moderna tiene su mayor expresión en dichos países. América Latina no es un referente mundial en cuanto a políticas ambientales y sociales, pero si nos organizamos bien, identificamos y consolidamos nuestras experiencias positivas y copiamos solo las buenas prácticas adaptadas a nuestras condiciones locales, tenemos la oportunidad de conseguir acercarnos a mejores niveles de bienestar sin los enormes costos ambientales que el modelo ha impuesto al planeta hasta hoy. En este escenario, la promoción de basura cero en las ciudades constituye una estrategia en la que tradiciones y modelos más actuales podrían descubrir significativos puntos de encuentro.

En Latinoamérica podemos hacer de defecto virtud si vemos la falta de infraestructuras como una oportunidad de planificar las cosas de forma distinta, aprovechando las buenas prácticas y desechando lo que no ha funcionado. Esta es una flexibilidad que otras regiones del mundo no tienen, solo debemos jugarnos bien nuestras cartas en cuanto a políticas de basura cero.

8 estudios en 5 países

Los estudios de caso se dividieron en iniciativas de compostaje, estrategias para evitar el desperdicio de alimentos, reconocimiento de recicladores de base en los sistemas de gestión, y estudios que rescatan sistemas integrales de gestión de residuos. El recorrido realizado comprende acciones de municipalidades, organizaciones y pequeños emprendimientos de El Salvador, Guatemala, Argentina, Perú y Chile.

Estudios sobre compostaje y desperdicio de alimentos: En América Latina y el Caribe los residuos orgánicos representan, en promedio, el 50% de los residuos sólidos urbanos (RSU). En consecuencia, aplicar políticas públicas que prioricen reducir y aprovechar esta fracción puede llevar a disminuir a la mitad la disposición de RSU. Los estudios que presentamos rescatan los casos de Suchitoto, un pequeño pueblo en El Salvador, y Carhuaz, en Perú. En cuanto a iniciativas para rescatar alimentos se destaca a Sinba, una empresa B certificada peruana que trabaja en el rescate de residuos orgánicos de restaurantes de alta gastronomía peruana.

© Santiago Vivaqua/GAIA

Estudios sobre recicladores de base: La región cuenta hoy con muchas experiencias de inclusión de las y los recicladores en los programas municipales de reciclaje. Ellas son resultado de décadas de lucha, organización, diálogo y conflicto. Los estudios muestran ejemplos y brindan herramientas para quienes busquen diseñar políticas de basura cero en contextos donde existan recicladores informales. En esta oportunidad, el modelo de la ciudad de Buenos Aires.

Estudios de caso sobre reducción de plásticos: A pesar de las demandas de los industriales del plástico, el pequeño pueblo de San Pedro La Laguna en Guatemala inició en 2016 un programa pionero de prohibición al uso y comercialización de plásticos de un solo uso, rescatando a su vez antiguas tradiciones con productos naturales para diversos usos.

© I. Municipalidad de Futaleufu

Estudios de caso de sistemas integrales: El caso de Futaleufú, una localidad de difícil acceso ubicada en la Provincia de Palena, al norte de la Patagonia chilena, es un ejemplo de gestión integral de de residuos en localidades remotas y con baja población. Por otro lado, el caso de Rafaela en Argentina puede ser una rara avis en el mundo del manejo de residuos. En el año 2003, cuando el municipio decidió cerrar el antiguo basural a cielo abierto, inició un nuevo camino hacia la recuperación de los residuos urbanos que sostiene y mejora ininterrumpidamente hasta hoy.

Fuentes:

ONU medio ambiente. 2018. Perspectiva de la Gestión de Residuos en América Latina y el Caribe

Simon, Joan Marc. 2019. Basura Cero. Superemos nuestros límites, no los del planeta. Edición para América Latina.

GAIA 2019. Serie de Estudios de caso Basura Cero.