Cultivar la Justicia Climática a través del Compostaje: la historia de Hernani

Cuando el pueblo de Hernani, España, comenzó un sistema de compostaje comunitario, no estaban tratando de convertirse en héroes del movimiento por la justicia climática. Como miles de ciudades de todo el mundo, simplemente estaban buscando una alternativa a la incineración y a la contaminación que lleva asociada.

Hernani se encuentra en el País Vasco, en la provincia de Gipuzkoa. En 2002, el vertedero de Gipuzkoa estaba casi lleno, y el gobierno provincial propuso la construcción de una incineradora nueva para quemar la basura. Los ciudadanos de Hernani y otros municipios de la provincia de inmediato se unieron para oponerse. En una acción particularmente impresionante, cientos salieron a las calles para lo que llamaron una “danza flash mob de residuo cero”.

View on YouTube

No sólo fue que Hernani lucho contra la propuesta de incineradora (y muy creativamente), también comenzaron a aplicar estrategias de Residuo Cero que ayudarían a eliminar la necesidad de quemar o enterrar los residuos ningún residuo. En pocos años, Hernani se convirtió en un centro de excelencia de compostaje.

Para empezar, el municipio de Hernani distribuyó contenedores de recogida para cada hogar para que los residentes pudieran separar la materia orgánica, los materiales reciclables, y el resto de la basura, y aprobó una ley que hizo obligatoria la separación. Al final del primer año, el municipio había enviado un 58,3% menos de residuos a los vertederos que el año anterior.

Jesús Pérez Gómez, del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) en España explica que “el compostaje es una tecnología muy simple. Sin embargo, sirve para resolver problemas importantes. Es bueno para el clima. Tiene el potencial de generar un número importante de empleos en España. Ayuda a reducir el uso de sustancias tóxicas que afectan a la salud de los trabajadores agrícolas, ocasionándoles cáncer u otras enfermedades graves. No tenemos que inventar nada, sólo tenemos que utilizar un proceso natural.”

Apenas cuatro años más tarde, en octubre de 2014, el programa de compostaje de Hernani tuvo tanto éxito que se convirtió en un “lugar para visitar” durante una conferencia en la que participaron trabajadores del sector del reciclaje, legisladores, y defensores de cero residuos de todo el mundo.

Entre los visitantes estaban los miembros de la Alianza Sudafricana de Recicladores (SAWPA). “SAWPA apoya un enfoque de cero residuos, ya que crea puestos de trabajo, ahorra dinero público, y combate el cambio climático”, dijo Simon Mbata, portavoz nacional de SAWPA. “Los residuos orgánicos son una parte crítica de los residuos dentro de un enfoque de cero residuos, pero no están incluidos en la Ley de Residuos de Sudáfrica [2008], por lo que venir a este encuentro formativo ha sido muy útil para empezar a desarrollar estrategias para los residuos orgánicos cuando regresemos a nuestro país” añadió.

Aún mejor para el clima de lo que creíamos

Nuevos datos científicos indican que el compostaje puede ser aún mejor para el clima de lo que se creía. Recientes investigaciones realizadas en el condado de Marin en California muestran que el compostaje absorbe dióxido de carbono del aire, un elemento esencial para revertir el cambio climático.

Según el sitio web del Marin Carbon Project, “las prácticas agrícolas comunes, incluyendo la conducción de un tractor, el cultivo de la tierra, el pastoreo y otras actividades, tienen como consecuencia la emisión de CO2 a la atmósfera …. Por otro lado, el carbono puede ser almacenado a largo plazo (de décadas a siglos o aún más) en los suelos en un proceso llamado “secuestro del carbono en los suelos” “Carbon Farming” implica la implementación de prácticas que se sabe que mejoran la velocidad a la que el CO2 se elimina de la atmósfera y se convierte en materia vegetal y / o materia orgánica en el suelo. ”

Hablamos de una solución en que todos ganan! Generación de empleos, captación de carbono, y reducción de las exposiciones tóxicas para los agricultores y vecinos. Con una práctica tan sencilla y antigua, el compostaje, realizamos una acción de gran alcance. Como el pueblo de Hernani nos muestra, cuando los vecinos se organizan para luchar contra una incineradora, nunca se sabe lo bueno que pueden llegar a ser los resultados.

 

 

 

 

Author: Antonia Bruno
Visit Antonia's Website - Email Antonia

Share and Enjoy

Leave a Reply