Cultivar la justicia climática: Trabajadores de Brasil en el camino hacia residuo cero

Esta es la primera parte de cuatro en una serie de artículos bajo el tema, “Cultivando la Justicia Climática.” Esta serie relata las historias de grupos comunitarios que están confrontando las crisis de contaminación, residuos y cambio climático, mediante la búsqueda de cambios sistémicos. Unidos a través de seis continentes, estas comunidades de base están defendiendo nuestro derecho al aire limpio, agua potable, cero residuos, justicia ambiental, y buenos empleos. Todos son miembros de la Alianza Global para Alternativas a la Incineración, una red de más de 800 organizaciones en más de 90 países por todo el mundo.

Esta serie fue producida por la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) y Otros Mundos.

Cultivar la justicia climática: Trabajadores de Brasil en el camino hacia residuo cero

Las calles de Belo Horizonte se llenaron con el canto, el baile y la marcha. No fue un feriado ni un día de elecciones ni un partido de fútbol. Los cantos: “Nosotros no queremos incineración! Recicla! Recicla! ”

Fue el 19 de Septiembre del 2014, la noche del lanzamiento de la Alianza Residuo Cero, al estilo Brasileño. Exultante, de celebración, y liderada por los trabajadores de reciclaje.

Por muchos años, los trabajadores de reciclaje en Brasil han sido una fuerza poderosa cuando se trata de proteger de sus comunidades y el clima. Ahora, están en el frente de un movimiento nacional para residuo cero.

Residuo Cero: una alternativa justa a la contaminación

Si no conoces el concepto, “residuos cero” puede sonar poco realista. Pero, de hecho, se están formando alianzas de residuo cero en todo el mundo, y se están dando grandes pasos hacia la construcción de un nuevo tipo de economía que es buena para las personas y el planeta. Residuo cero abarca todo el ciclo de la vida de nuestras cosas, comenzando con la reducción en la extracción y el diseño responsable de los productos, y terminando con el reciclaje de todos los materiales.

La práctica actual de la quema o el vertido de los residuos es un gran contribuyente al cambio climático. Kilo tras kilo, la quema de residuos es aún peor para el clima que la práctica sucia de la quema de carbón. También libera toxinas que causan cáncer y otros contaminantes del aire. Los beneficios potenciales de residuo cero para el clima y el aire limpio son enormes.

Pero en su mejor forma, residuo cero es mucho más que la reducción de la contaminación y los gases de efecto invernadero.

Mientras la incineración y el vertido de residuos violan los principios de la justicia ambiental con frecuencia, residuo cero tiene un gran potencial para mejorar las vidas de las personas que sufren los mayores impactos de la economía y su lógica de “excavar, quemar, tirar.”

Esto es particularmente cierto cuando los sistemas de residuo cero están diseñados con los derechos de los trabajadores en el centro, como es el caso de Brasil. Y en Brasil, donde los trabajadores colaboran estrechamente con las ONG locales como el Instituto Polis, la alianza de la fuerza laboral con las ambientalistas es fundamental.

Entonces, ¿cómo los trabajadores de reciclaje de Brasil se involucran en una alianza de residuo cero? Para comenzar, se organizaron.

Un movimiento nacional de trabajadores de reciclaje

Los recicladores hacen el trabajo de recolección y separación de materiales reciclables de los residuos. Para muchas personas, es un trabajo peligroso y mal remunerado. Pero en Brasil y otros países, entre ellos Chile y Colombia de América Latina, los trabajadores de reciclaje han dado grandes pasos hacia un reconocimiento formal y condiciones de trabajo seguras.

Desde su formación en 1999, el Movimiento Nacional de Trabajadores de Reciclaje (MNCR) ha alcanzado ya grandes victorias para el sector. A principios de este año una de las liderazas del MNCR, María Mónica da Silva, ganó el premio Living Legacy por su trabajo en “la creación de mejoras significativas en la situación y el reconocimiento de los (…) recicladores en Sao Paulo, Brasil.” La descripción del premio explica que “la gran mayoría de estos recicladores son mujeres, y juntás hacen una contribución enorme al medio ambiente, pero el valor de su trabajo es poco reconocido.”

Lo que es particularmente inspirador sobre el movimiento de trabajadores de reciclaje en Brasil es que sus ambiciones para la justicia van mucho más allá de sus propias condiciones de trabajo: los recicladores de Brasil entienden su trabajo como estar a la vanguardia de la solución del clima, residuos, y las crisis de contaminación del aire que afectan a sus familias, las comunidades y el mundo entero. La primera línea de la declaración de la misión del MNCR es “contribuir a la construcción de sociedades justas y sostenibles a través de la organización social y productiva de los trabajadores de reciclaje y sus familias.” Su misión también incluye “la mejora de la calidad de vida de todas las personas y de las generaciones futuras . ”

MNCR afianzó la construcción de su poder en la misma forma de muchos grupos: luchando contra la incineración.

Una fuerza a tener en cuenta

Cuando la empresa de incineración Usina Verde llegó en Sao Paolo en el año 2002, se esperaba que su propuesta incineradora avanzara con rapidez y facilidad. Lo que ocurrió, fue que la empresa fue expulsada por una coalición de trabajadores de reciclaje, ONG, activistas y miembros de la comunidad.

Magdalena Donoso, Coordinadora para América Latina de la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA), explica que “Los trabajadores de reciclaje de Brasil son una fuerza a tener en cuenta. Siempre que hay una votación, audiencia pública, reunión, etc., los trabajadores de reciclaje llevan más personas que la empresa incineradora.”

Pero la pregunta de siempre a los movimientos anti-incineradores de todo el mundo es: si no incineradores, entonces ¿qué? Para los trabajadores de reciclaje de Brasil, la respuesta es parte medular de su descripción de trabajo.

La transición de la lucha contra los incineradores a trabajar hacia residuo cero en Brasil llegó de forma natural. Beth Grimberg, del Instituto Pólis explica que, “Alianzas de residuo cero se estaban formando en todo el mundo. No podíamos faltar a la oportunidad de trabajar en esto. Tuvimos solidaridad internacional fuerte, y décadas de experiencia en organizar. El 19 de septiembre, con cientos de personas participando en persona o en línea, lanzamos la Alianza Residuo Cero Brasil”.

Alex Cardoso, un reciclador de tercera generación y miembro del MNCR dice que “es importante que los trabajadores de reciclaje están entre los organizadores principales de residuo cero en Brasil. Somos los que estamos en las calles todos los días haciendo el trabajo. Nuestro conocimiento es fundamental. Somos los principales agentes en estas conversaciones y los defensores de la tierra.”

Ahí lo tienen: residuo cero es aire limpio, buenos puestos de trabajo, y justicia. Es fácil entender la energía desbordante de la banda de música y del público cantando en Belo Horizonte, Brasil.

Author: Antonia Bruno
Visit Antonia's Website - Email Antonia

Share and Enjoy

Leave a Reply